0,00€ Total
3558380052531

JUNGLE SPEED (+7A)

EAN 3558380052531

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

Jungle Speed es un juego de velocidad y reflejos, en el que cada jugador tendrá que deshacerse de sus cartas para ganar. Se reparten todas las cartas entre los jugadores y por turnos, levantan sus cartas de una en una, lo más rápidamente posible. ... Seguir leyendo

info

Jungle Speed es un juego de velocidad y reflejos, en el que cada jugador tendrá que deshacerse de sus cartas para ganar. Se reparten todas las cartas entre los jugadores y por turnos, levantan sus cartas de una en una, lo más rápidamente posible. Si dos (o más) rivales tienen la misma carta, tendrán que coger el tótem, situado en el centro de la mesa.

Comenzar a jugar a Jungle Speed, además de hilarante, es muy sencillo. Simplemente coloca el tótem en el centro de la mesa y reparte cartas entre los jugadores, más o menos cartas según el número de participantes. Pero, ojo, repártelas boca abajo porque hasta el último momento nadie puede saber qué símbolo se esconde bajo cada carta. En tu turno, voltea hacia fuera la primera carta de tu pila y colócala boca arriba delante de ti. Tienes entonces unas décimas de segundo para mirar el resto de cartas visibles sobre la mesa. Si alguna de ellas tiene exactamente el mismo símbolo que la tuya el duelo está servido.

El objetivo de Jungle Speed también es simple: librarte de todas tus cartas. Y el primer paso para eso es ganar todos los duelos que se te presenten. A medida que vas volteando cartas las colocas una sobre otra, de manera que el nuevo símbolo que descubres tapa al que tenías anteriormente ante ti. En el momento en que tu símbolo coincide con el que se muestra ante otro jugador, o jugadores, tu objetivo es coger el tótem antes de que lo hagan ellos. Si lo consigues, tus cartas irán a parar a sus pilas y tú estarás más cerca de ganar.

Hasta aquí Jungle Speed puede parecer fácil, incluso demasiado. Realmente uno de sus grandes atractivos es que su mecánica no entraña más dificultad, dejando todo el protagonismo a la acción de la partida. Pero no te confíes porque, en ocasiones, los símbolos pueden parecerte iguales pero no serlo. Así que ten cuidado porque igual que ser el primero en coger el tótem cuando toca te acerca a la victoria, hacerlo a lo loco te puede penalizar. Por si fuera poco, hay algunas cartas especiales que modifican las reglas mientras están visibles, como la carta de colores, o que os obligan a realizar una acción simultáneamente a todos los jugadores con lo que el caos y las risas a buen seguro se apoderarán de todos vosotros.